RESTAURACIÓN DEL ANTIGUO HOSPITAL DE MORENO - PRIMERA NOTA

Deja un poco de luz al partir



Alicia Vicchio El primer Hospital de Moreno consta de siete edificios, áreas de servicios y un tanque de agua con estructuras nobles y alta calidad en la dimensión de los espacios.
Con la restauración se pretende llevar al estado original al complejo arquitectónico, inaugurado en el año 1912, que fuera el legado de los hermanos Mariano y Luciano de la Vega.

Buena parte de la población del partido de Moreno nació en el antiguo Hospital. Sin duda las anécdotas y recuerdos afloran toda vez que se camina por la manzana que comprenden las calles Florencio Molina Campos, Avenida del Libertador, Sarratea y Nemesio Álvarez, donde permanecen las construcciones primitivas, de valor testimonial para Moreno.

La Municipalidad, a través del área del Instituto de Desarrollo Urbano, Regional y Ambiental (IDUAR), concreta el proyecto de recuperación de estos edificios que comenzaron a construirse en 1909 y que están destinado a la comunidad, mediante el programa de Prevención para la Salud, que abarca desde la Atención Primaria, Epidemiología, Vacunatorio, Programa de Violencia Familiar, Planificación Territorial y Ambiental, Acceso a la Vivienda y al Hábitat Social, áreas de actividades lúdicas y culturales, como la futura Sala de Conciertos y el Bar Temático (ver nota " Bar temático - Solar del Nuevo Moreno Antiguo - De Solares y Memorias", en el buscador del lateral izquierdo de este sitio) y la Plaza Pública de Ajedrez Gigante, debajo del tanque de agua.


primeros médicos y enfermeras - a la derecha Eusebio Giménez, el albacea de los de la Vega


El conjunto de este Patrimonio Histórico de Moreno está compuesto por cuatro pabellones y tres edificios centrales, más unas construcciones que lindan a la calle Molina Campos y Nemesio Álvarez, que forman parte de lo que fuera la caballeriza y las áreas de servicio.

La zona libre, parquizada y forestada, logra un espacio verde público urbano de vital importancia, del que carece el centro-norte de la ciudad.

A principios del 1900 florecía la denominada ""teoría higienista", que ponía el acento de la salud en la importancia del aire puro y la circulación del aire.
Sectores iluminados y ventilados, distancia entre los edificios y jardines, que dan importancia de la dimensión de los espacios, las alturas, la carpintería, el tipo de ventilación superior y cruzada.

La tarea emprendida por el Municipio de Moreno es de largo alcance. Para su puesta en marcha se consultó a los especialista s más destacados en el orden local e internacional.
Una de las intervenciones permitió abrir una vía de comunicación interna, para conectar las calles Padre Arellano y Carlos Pellegrini, hoy Pasaje empedrado "Padre Arellano" (nombre de uno de los primeros sacerdotes del pueblo).

La Facultad de Arquitectura de la Universidad de Morón, con apoyo del arquitecto Pernaud, especialista en Patrimonio, y del arquitecto Dilon, en arquitectura hospitalaria, elaboró un primer diagnóstico para revalorizar los elementos, recuperando la identidad de las construcciones. La arquitecta Cristina Lancellotti, especialista en restauraciones y el equipo que está a cargo del arquitecto Alejandro Micieli trabajan a pleno por la recuperación de este conjunto de edificios denominado Solar del Nuevo Moreno Antiguo.



año 1912 - primera ambulancia tirada por caballos - pabellón - sala de cirugía e internación



Eusebio Giménez, albacea de Mariano y Luciano de la Vega, entregó en funcionamiento el primer hospital en épocas de la intendencia de Benito Pérez Corvalán (1912), con esta frase:

sólo os pido que cuidéis siempre de que no se desvirtúe la idea y seáis vosotros,
como el pueblo mismo, los que defiendan su estabilidad,
para que llene debidamente su alta y noble misión



En esa concordancia, se reconstruye un espacio público morenense con sentido de pluralidad y pertenencia, que implica un gran esfuerzo de la Comuna en cuanto a recursos, pero que construye el tejido social y sirve como ejercicio de convivencia, reserva cultural, el compromiso tanto individual como colectivo y la memoria vigente.

A poco de cumplir sus 100 años, este legado de los fundadores Mariano y Luciano de la Vega, constituye el patrimonio histórico-arquitectónico más importante del que dispone el partido de Moreno. Su recuperación es un paso fundante de la identidad local.-




Nota: las fotos pertenecen al libro incunable del albacea testamentario, cuyas imágenes y texto sirvieron de eje fundamental para el estudio del complejo de edificios del antiguo hospital de la Vega. Forma parte del valioso archivo periodístico de El Periódico de Moreno digital.





4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me llamo Silvia Olivares, ahora entiendo qué es lo que están haciendo en lo que antes era el viejo hospital. Es una buena descripción. Aprovecho y les mando un correo con mi mail, para que me mantengan al tanto de la renovación que vayan haciendo de este blog. Soy directora de escuela y esto es una maravilla.

Anónimo dijo...

Acabo de enterarme de este blog, por medio de una amigo. Realmente me gusta mucho, espero que los empresarios de Moreno sepan valorar este esfuerzo e invertir con publicidades en él.
Estudio Diseño y Publicidad y me gustó mucho como lo armaron, ni que decir de los textos, todo legible y leíble.
Muy Bueno.

Federico Hosenen

Anónimo dijo...

Quiero destacar esta nota por su contenido y porque en ningún otro medio de Moreno, salvo un artículo que escribió La Vicchio en Para Ud. hace años y otro aparecido en papel en El Periódico de Moreno, se ocupan de destacar tan importante obra pública.

Dante Propecue, estudiante de arquitectura

Anónimo dijo...

Tulio, desde Italia

Leí esta nota en una revista italiana de arquitectura. A la periodista Alicia Vicchio deberían declararla embajadora cultural de Moreno.
Soy un salteño que está trabajando cerca de Carrara y me enteré de este blog por esa misma revista.